El activista kurdo Erol Aydemir lleva 60 días en huelga de hambre en Italia para exigir el fin del aislamiento.

Aydemir se unió a la resistencia liderada por la copresidenta del DTK y la diputada del HDP Hakkari Leyla Güven, empezando su huelga de hambre en Cerdeña antes de trasladarse a Roma.

El activista kurdo recibe muchas visitas y el sábado recibió la visita del Secretario General de la CGIL, Roberto Giordano.

Aydemir le entregó a Giordano un expediente sobre la huelga de hambre y la resistencia a la muerte.

Giordonano, por su parte, dijo que vino a expresar su apoyo y solidaridad con la resistencia de la huelga de hambre.

Añadió que traería el tema de la huelga de hambre a la mesa de los sindicatos, además de instar al gobierno a actuar. Finalmente, le dijo a Aydemir que esperaba que se levantara el aislamiento en Öcalan y que se satisficieran las demandas legítimas de los huelguistas de hambre.